Estancias temporales para mayores: rehabilitación, recuperación y respiro

¿Sabías que tú o un ser querido pueden quedarse en una residencia de mayores temporalmente por unos pocos días, semanas e incluso meses?

Hay ocasiones en las que un cuidador o tú mismo necesitan un descanso del cuidado de un ser querido de edad avanzada, o simplemente no estás seguro de que el traslado permanente a una residencia sea lo que necesitas.

Cualquiera sea el caso, ¡podemos ayudar a que te sientas como en casa!

¿Qué son las estancias temporales en residencias de mayores?

Se trata de estadías que pueden durar de unos pocos días hasta varios meses en una residencia de mayores en Madrid, y es una excelente opción para la recuperación posthospitalaria, la rehabilitación después de una enfermedad o estadía en el hospital, y para el cuidado de relevo, lo que brinda un respiro y descanso a los cuidadores. Se puede considerar como un respiro familiar en un momento complicado o de necesidad.

Agotamiento del cuidador

El agotamiento del cuidador o también conocido como síndrome del cuidador, es un estado de agotamiento físico, mental y emocional que ocurre después de largos períodos de cuidado a personas mayores, personas con Alzheimer o cualquier otra persona con una enfermedad crónica o mental.

Y es algo que le puede pasar a cualquiera, sin importar su experiencia en el cuidado de otras personas.

Beneficios de las estancias temporales

El descanso y la rehabilitación en residencias de mayores puede proporcionar los siguientes beneficios:

  • Una oportunidad para los cuidadores de descansar y renovarse.
  • Para las personas mayores, significa recibir atención en un ambiente cálido y afectuoso mientras se recupera de una enfermedad o lesión.
  • Ayuda si recientemente estás discapacitado.
  • Puede significar un respiro si vives solo y quieres continuar viviendo de forma independiente, pero quieres un cambio en tus rutinas habituales.
  • Brinda la oportunidad de probar una residencia si estás considerando mudarte permanentemente.

¿Una estancia corta se puede convertir en una larga?

¡Definitivamente! Los residentes temporales de nuestra residencia de mayores Las Fuentes de Pedrezuela a menudo se enamoran de las instalaciones, las actividades que realizamos y la atención que les brindamos, decidiendo quedarse a largo plazo.

Una estancia corta también se puede convertir en una permanente cuando el adulto mayor ya no se siente feliz o seguro de vivir solo. En este caso, la estancia temporal puede ayudar a tranquilizarle y mostrarle que estará mucho mejor en la residencia.



Estancias temporales para mayores: rehabilitación, recuperación y respiro

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

tres × uno =

Scroll hacia arriba